Aprovechando el parón navideño, nuestro primer equipo masculino recuperó el último partido aplazado que tenían, todo un derbi del Vallés, y lo resolvieron con nota.

Conocedores de la dificultad de jugar un partido después de 2 semanas sin competir, en estas fechas tan especiales, y en un ambiente gélido, en un polideportivo vacío debido a las limitaciones que nos obliga a llevar a cabo la pandemia, los nuestros se pusieron el mono de trabajo y, dominaron tanto el juego como el marcador ya desde el pitido inicial.

Con cierta comodidad, en un santiamén el marcador ya reflejaba un 3 a 0 favorable, y el Oar mostraba dificultades para atacar la sólida defensa Kiri, sin embargo, encontró el primer gol en un desafortunado lanzamiento, sin embargo, éste no hizo dudar al equipo, que poco a poco iba mostrándose superior en todos los aspectos del juego a su rival, sin embargo, no estaba del todo acertado en la materialización del gol y, esto daba esperanzas al equipo visitante, que llegaba al ecuador del partido 4 abajo (13 a 9).

Como era de esperar, reacción sabadellense una vez iniciada la 2ª parte, pero sólo fue capaz de intercambiar goles durante un tramo de partido, gracias a la calidad de nuestro equipo, llegando al minuto 40 con un 19 a 14 favorable a los nuestros . Entonces, apareció la figura de Alejandro Sanchez Capon, que con 5 paradas seguidas, permitió matar el partido a base de contraataques.

El tramo final volvió a ser un intercambio de goles, que sólo permitió al Oar maquillar el marcador final con un claro 31 a 22.

El partido también permitió volver a ver a Alejandro de nuevo a pista, regreso importante para el equipo de un jugador que ha sido baja durante las últimas 3 jornadas.

Buena victoria de los nuestros, que nos coloca líderes de la competición gracias a una mejor diferencia de goles general ante el Esplugues, rival al que visitamos el próximo sábado.