El inicio del partido fue un reflejo de lo que sería el partido, donde rápidamente, el equipo visitante conseguía un parcial de 1 a 4 en los primeros 5 minutos del partido, entonces las paradas de Nil bajo palos daban la oportunidad de acercarse en el marcador (4 a 5), ​​pero la situación era complicada, en ataque, sólo los goles de Ricard desde el pivote, y la aportación de Uri Fernández en el centro, sumaban, y el equipo no era capaz de revertir la situación. Defensivamente el equipo fue encontrando cierta solidez, y esto permitía llegar al descanso con todo por decidir en la segunda parte (11 a 13).

El equipo salió con una variante defensiva que, dio una tímida reacción con 2 rápidos goles (13 a 14), sin embargo, fue rápidamente contrarrestada por los de Mataró con un parcial de 0 a 3.

Esta vez, el tiempo muerto pedido no dio la reacción que en otros partidos se vio, todo sorprendió con una variante ofensiva, el equipo seguía sufriendo tanto en ataque, también en defensa ante la poderosa 1era línea visitante, y los amarillo y negros conseguían un contundente 15 a 20 en el minuto 40 de partido.

Entonces, el equipo volvió a activarse defensivamente al volver la variante defensiva, y provocaba pérdidas rivales, sumadas a las paradas de Capon en la portería, generaba numerosas transiciones defensa – ataque, y lograba revertir el marcador por primera vez en el partido (25 a 24).

En un final de partido donde la tensión se vivía en cada acción, el arbitraje no fue menos y pitó 2 rigurosas exclusiones, 1 por cada equipo, que provocaba que el final fuera una moneda al aire.

Los Nuestros se mostraban sólidos defensivamente, donde sólo un gol desde el extremo parecía dar aire a los de Mataró en sus largos ataques. A falta de 25 segundos para el final, el equipo volvía a recuperar una pelota de mérito, y Dani anotaba el 27 a 26 de contraataque, gol anulado por unos rigurosos dobles pitados por la pareja arbitral, y los visitantes tuvieron la última oportunidad para hacer el gol de la victoria, que Capon se encargó de detener.

Empate que en la última acción podía haber sabido a victoria, en un mal partido de los nuestros, podemos considerar que el equipo salvó 1 punto en un complicado partido que fue siempre a remolque.

Destacar la aportación goleadora de los segundas líneas Ricard, Dani y Oriol Blanco, y el papel de los porteros manteniendo con vida al equipo.