Este fin de semana el Handbol Sant Quirze disputaba el segundo derbi de la temporada, en casa del OAR Gracia. Las Kiris eran claras favoritas, pero no podían fallar y necesitaban los dos puntos para continuar al frente de la clasificación.

Las pupilas de Dolo Martin, salieron concentradas y teniendo claro qué tenían que hacer. Sabían que tenían que explotar sus armas, y empezaron defendiendo como nos tienen acostumbradas estas últimas jornadas, encajando solo 5 goles al descanso. Gracias al trabajo defensivo el equipo pudo correr y salir el contraataque. A pesar de no estar tan acertadas de cara a portería, como el último partido, hicieron un parcial de 0-5 los primeros 5 minutos. La primera parte estuvo marcada, como refleja el marcador 5-18, por un gran trabajo defensivo y de portería, con Marina Millan bajo palos.

En ataque, el equipo tuvo varias pérdidas de pelota en las transiciones, pero controló el partido en todo momento. Gracias a las transiciones y a las diferentes acciones individuales ofensivas las verde-y-rojas encontraron portería. Destacar la eficacia de lanzamiento de Ane Crespo a la primera parte.

A la reanudación del partido las Kiris bajaron un poco el nivel defensivo y el equipo local encontró portería con más facilidad, pero en todo momento el control de partido era por las de Sant Quirze del Vallès. El equipo dominó en todo momento las diferentes facetas del juego y siempre con una cómoda distancia al marcador. Participaron todas las jugadoras, mostrando un buen nivel individual y colectivo.

Este fin de semana el equipo descansa, por parada de selecciones nacionales, aunque siguieron trabajando por no perder la buena dinámica y seguir luchando por las posiciones líderes.